Inglaterra se despide de los cubrebocas y el home office

0
Share

Inglaterra dejará atrás los cubrebocas en lugares públicos, el home office y el pasaporte de la COVID-19, luego de llegar al punto más alto de contagios por la variante Ómicron, informó el primer ministro, Boris Johnson.

Tras el anuncio, el alcalde Sadiq Khan aseguró que los pasajeros deben seguir usando cubrebocas en los autobuses, trenes y tranvías de Londres.

A partir de este jueves, los cubrebocas no serán obligatorios en las aulas de las secundarias. No se necesitarán pases obligatorios de COVID-19 para ingresar a eventos masivos, a partir del 27 de enero.

Johnson dijo a los legisladores que las restricciones se estaban relajando porque los científicos del gobierno creen que el aumento de infecciones provocadas por Ómicron altamente “ahora haya alcanzado su punto máximo a nivel nacional”.

“Una vez que caduquen las regulaciones, el gobierno ya no exigirá el uso de máscaras faciales en ningún lugar”. Boris Johnson ha confirmado que las medidas del Plan B para controlar la propagación del coronavirus en Inglaterra podrán expirar.

El mandatario señaló que los ingresos a hospitales y los pacientes de unidades intensivas en otras partes de Inglaterra estaban disminuyendo.

Las restricciones fueron impuestas en diciembre luego de la rápida propagación de la variante. Johnson dijo este miércoles que más del 90% de las personas mayores de 60 años en el Reino Unido han recibido la vacuna de refuerzo.

Agregó que el requisito de autoaislamiento de las personas positivas por cinco días también terminará en las próximas semanas. Dijo que si bien la regla de autoaislamiento vence el 24 de marzo, buscará eliminarla antes si los datos del virus continúan mejorando.

En los próximos días se darán a conocer más anuncios sobre la flexibilización de las normas de viaje y las restricciones a las visitas domiciliarias en Inglaterra, añadió Boris Johnson.

Con información de AP BBC